enfermera circulante

La enfermería circulante desempeña un papel vital en el entorno quirúrgico, siendo una pieza fundamental para el desarrollo exitoso de cada procedimiento.

En este artículo, analizamos el perfil de la enfermera/o circulante, sus principales funciones dentro del quirófano y cuál deben ser las características profesionales para cumplir esta profesión.

 

¿Qué es la enfermería circulante?

La enfermería circulante es una especialidad de enfermería que se encarga de coordinar y asegurar el flujo eficiente de actividades y recursos no estériles dentro del quirófano durante los procedimientos quirúrgicos. Aunque no participa directamente en la cirugía en sí misma, su presencia y gestión son esenciales para garantizar un entorno quirúrgico seguro y organizado.

La enfermera/o circulante actúa como un enlace entre el equipo quirúrgico, los pacientes y otros profesionales de la salud, asegurándose de que se cumplan los estándares de seguridad y calidad en todas las etapas del procedimiento quirúrgico.

 

Principales funciones de la enfermera/o circulante

quirófano

Preparación del quirófano

Una de las responsabilidades primordiales de la enfermera circulante es asegurar que el quirófano esté completamente preparado y equipado para el procedimiento quirúrgico. Esto implica verificar la disponibilidad y funcionalidad de los equipos, instrumentos y suministros necesarios, así como coordinar la limpieza y desinfección del área quirúrgica.

Recepción y preparación del paciente

La enfermera circulante recibe al paciente en el quirófano y se encarga de prepararlo para el procedimiento quirúrgico. Esto incluye verificar la identidad del paciente, confirmar el procedimiento a realizar, ayudar al paciente a ubicarse en la mesa de operaciones y colaborar con el equipo médico para la colocación de dispositivos de monitorización y anestesia.

Gestión de equipos y suministros

Durante la cirugía, estos profesionales supervisan y gestionan todos los equipos, instrumentos y suministros necesarios para el procedimiento. Es fundamental anticipar las necesidades del equipo quirúrgico y asegurarse de que todo esté disponible y en óptimas condiciones para su uso. La enfermera circulante también lleva un registro detallado del uso de suministros durante la cirugía.

enfermera

Garantizar la seguridad del paciente

La seguridad del paciente es una prioridad absoluta en el quirófano, y la enfermera circulante desempeña un papel crucial en este aspecto. Se asegura de que se cumplan los protocolos de seguridad y que el paciente esté correctamente posicionado y preparado para el procedimiento. Además, verifica la identificación del paciente y colabora en la prevención de errores o complicaciones durante la cirugía.

Comunicación y coordinación

La enfermera circulante actúa como un enlace de comunicación entre todos los miembros del equipo quirúrgico, el paciente y otros profesionales de la salud. Es fundamental mantener una comunicación clara y efectiva para coordinar las actividades dentro del quirófano, garantizando así un flujo de trabajo eficiente y seguro durante el procedimiento quirúrgico.

 

Perfil de la enfermera/o circulante

Para desempeñar eficazmente su rol, la enfermera circulante debe poseer una serie de habilidades y cualidades específicas. La enfermera circulante debe tener un sólido conocimiento de los procedimientos quirúrgicos, equipos médicos y protocolos de seguridad en el quirófano. La experiencia previa en cirugía y una formación continua son fundamentales para mantenerse actualizada en las mejores prácticas y tecnologías emergentes.

enfermero

Además, este tipo de profesional debe tener la capacidad para comunicarse de manera efectiva con el equipo quirúrgico, pacientes y otros profesionales de la salud es esencial para garantizar una atención segura y coordinada. La enfermera circulante debe ser clara, concisa y compasiva en su comunicación, manteniendo la calma y el profesionalismo en situaciones de alta presión.

Otra característica fundamental es que debe ser capaz de evaluar rápidamente situaciones complejas y tomar decisiones informadas en tiempo real. El pensamiento crítico y la capacidad para resolver problemas son habilidades esenciales para manejar cualquier imprevisto o emergencia que pueda surgir durante el procedimiento quirúrgico.

La enfermera circulante es capaz de colaborar de manera fluida y constructiva con otros miembros del equipo quirúrgico. La capacidad para trabajar en armonía y coordinación con cirujanos, anestesiólogos, enfermeras instrumentistas y otros profesionales de la salud es fundamental para el éxito del procedimiento quirúrgico.

Estos profesionales sanitarios desempeñan un papel esencial en la prestación de atención quirúrgica segura y de alta calidad. Con un conjunto de habilidades técnicas, de comunicación y pensamiento crítico, así como un enfoque centrado en el paciente, la enfermera circulante se convierte en una pieza fundamental en el equipo quirúrgico, garantizando la seguridad y el bienestar de los pacientes en todo momento.

 

Imagen: Especialista Universitario en Enfermería en Quirófano y Cuidados Perioperatorios Acreditado: Universidad de Vitoria-Gasteiz
Especialista Universitario en Enfermería en Quirófano y Cuidados Perioperatorios
Acreditado por Universidad de Vitoria-Gasteiz
1.000€ 200€
Ver Detalles