Demencia de cuerpos de Lewy

En todo el mundo, hay cerca de 47,5 millones de personas que padecen demencia y cada año se registran 7,7 millones de nuevos casos. De hecho, se calcula que entre un 5 y un 8% de la población general de 60 años o más sufrirá demencia de un determinado momento. Es más, se prevé que el número total de personas con demencia pase de 75,6 millones a 135,5 millones en 2050.  

La demencia es un deterioro de la capacidad mental que interfiere con la vida cotidiana, es un síndrome que se debe de entender como un declinar de determinadas funciones superiores, como la memoria. Además, provoca un deterioro del pensamiento abstracto y de la capacidad de razonar.

Lo cierto es que las formas de la demencia son múltiples y diversas. La enfermedad de Alzheimer es la más común, pero no la única. Entre las más frecuentes se encuentra también la demencia por cuerpos de Lewy, que es la segunda causa de demencia en el anciano.

¿Quieres saber en qué consiste exactamente este tipo de demencia? ¿Cuáles son sus síntomas o tratamientos? ¡Pues sigue leyendo! Porque en este artículo te lo contamos.

 

¿Qué es la Demencia de Cuerpos de Lewy?

La demencia de cuerpos de Lewis (DCL) es una enfermedad o síndrome degenerativo y progresivo del cerebro. Principalmente, se caracteriza por la acumulación de proteína en determinadas zonas del cerebro, formando placas (cuerpos de Lewy) muy similares a las que se pueden observar en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Así, estos acúmulos de proteína interrumpen la función normal de las células del cerebro y causan su muertCélulas del cerebroe.

Estas “estructuras proteicas anormales” las describió, por primera vez, el Doctor Frederich Heinrich Lewy en 1912, y por eso llevan su nombre.

Estos depósitos de proteínas se desarrollan en las células nerviosas de las regiones cerebrales involucradas en el pensamiento, la memoria y el movimiento. Así, las personas que padecen este tipo de demencia pueden experimentar alucinaciones visuales y cambios en la lucidez mental y en la atención, es decir, incluye signos y síntomas muy similares al párkinson y al alzhéimer.

Lo cierto es que los límites de esta enfermedad no están claros al existir un solapamiento con otras enfermedades neurodegenerativas. A esto se suma que es muy difícil de diagnosticar, de hecho, la certeza del diagnóstico solo es posible mediante la realización de la autopsia.

Actualmente, se desconocen las causas de este tipo de demencia y no se han identificado los factores específicos de riesgo. No obstante, sí que se han visto familias con casos de esta enfermedad, aunque no se puede afirmar que sea por transmisión hereditaria. Hoy en día, son varias las investigaciones que se están realizando sobre esta demencia, con la intención de revelar más información sobre sus causas y factores de riesgo.

Por otro lado, cabe destacar que los profesionales de la salud, a veces, utilizan otros nombres para referirse a la Demencia de cuerpos de Lewy, como, por ejemplo, la enfermedad difusa con cuerpos de Lewy, la enfermedad cortical con cuerpos de Lewy o la variante con cuerpos de Lewy de la enfermedad de Alzheimer. Esto se debe a que son síndromes que están provocados, precisamente, por los cuerpos de Lewy.


¿Cuáles son sus síntomas?

Como hemos dicho anteriormente, los pacientes que tienen DCL presentan síntomas conductuales y de la memoria que son muy semejantes a la enfermedad de Alzheimer y síntomas del sistema motor que son propios del párkinson. No obstante, en el DCL, los síntomas mentales tienen un carácter fluctuante y los síntomas motores son más leves que el párkinson.

Entonces, ¿cómo puedo saber si una persona padece DCL o lo padezco yo? Uno de los síntomas es que la persona sufre breves episodios de confusión sin causa aparente, junto con otros trastornos conductuales o cognitivos. Es decir, puede que se desoriente con respecto a la hora o el lugar en el que se encuentre, que presente problema a la hora de mantener una conversación o que tenga problemas de pensamiento, como dificultad para llegar a decisiones, falta de atención o pérdida de un buen juicio.

Otros de los síntomas característicos de esta demencia son las alucinaciones visuales vívidas y bien definidas. No obstante, no son las únicas, ya que, en ocasiones, también pueden sufrir alucinaciones auditivas, olfativas o táctiles.

Síntomas de la Demencia de cuerpos de Lewy

Los problemas con la memoria a corto plazo, como el olvido de hechos que acaban de ocurrir, es también un síntoma de la DCL. También sufren síntomas cognitivos que desaparecen y vuelven a aparecer otros días, es decir, una fluctuación en la manifestación de los síntomas cognitivos. Por ejemplo, el paciente puede mantener una conversación con una persona y, un momento después, no ser capaz ni de hablar.

Por último, se encuentran las alteraciones motrices del parkinsonismo, que, en ocasiones, se denominan síntomas “extrapiramidales”. Estas pueden ser arrastrar los pies al caminar, movimientos lentos, temblores, postura flexionada…

En cuanto a los problemas del movimiento, generalmente estos se presentan en las fases avances de la enfermedad en un 70% de los pacientes. No obstante, en un 30% de los enfermos con DCL, estos síntomas ocurren al inicio, incluso antes de los síntomas demenciales y cognitivos.


Los factores de riesgo del DCL

Persona mayor con bastónEl mayor factor de riesgo de la demencia con cuerpos de Lewy es, sin duda, la edad. Este tipo de enfermedad afecta en un mayor porcentaje a las personas que tienen más de 50 años, incrementándose su incidencia a partir de los 60.

Además, el sexo también es un factor de riesgo, ya que, generalmente, suele afectar más a los hombres que e las mujeres.

Otro de los factores de riesgo son los antecedentes familiares. Tienen más riesgo de padecer esta enfermedad aquellas personas que tengan un familiar con esta condición médica, con la enfermedad de párkinson o con alzhéimer.   

Asimismo, un comienzo tardío, gravedad motora, depresión, mala tolerancia a la L-Dopa y los efectos adversos a la medicación también son factores de riesgo.


¿Qué tratamientos tiene?

El diagnóstico de la demencia con cuerpos de Lewy es esencialmente histológico. De hecho, no existe una cTerapia con mascotasura para este tipo de demencia, pero sí es cierto que los tratamientos y las terapias alternativas pueden ayudar con los síntomas.

Así, entre los diferentes tratamientos, se encuentra la fisioterapia, que ayuda con problemas de movimiento; la terapia ocupacional, que ayuda al paciente a hacer más fácilmente las actividades diarias; o los medicamentos, que pueden calmar algunos de los síntomas cognitivos, de movimiento o psiquiátricos, como son inhibidores de la colinesterasa o medicamentos para la enfermedad de Parkinson.

En cuanto a las terapias alternativas, se encuentra la del habla, que ayuda con los problemas para tragar y hablar fuerte y la terapia musical o musicoterapia, esencial para reducir la ansiedad y mejorar el bienestar. En este sentido, también está la terapia con mascotas y la aromaterapia.

No obstante, una de las opciones que más puede beneficiar al paciente son los grupos de apoyo, ya que, además de entregar apoyo emocional y social, también puede compartir sus opiniones, ideas y aprender a lidiar con los desafíos diarios de esta demencia.

Como hemos dicho al principio de este artículo, son más de 40 millones de personas las que sufren demencia en todo el mundo y, por eso, es necesario que todos los profesionales de la salud y sociosanitarios estén adecuadamente formados y tengan los conocimientos necesarios para saber cómo tratar a este tipo de pacientes y qué cuidados prestar.

Imagen: Máster de Formación Permanente en salud y clínica mental Acreditado: Universidad San Jorge
Máster de Formación Permanente en salud y clínica mental
Acreditado por Universidad San Jorge
2.600€ 565€
Ver Detalles

Imagen: Máster en enfermería en salud mental Acreditado: Universidad Isabel I
Máster en enfermería en salud mental
Acreditado por Universidad Isabel I
2.300€ 460€
Ver Detalles